El mundo de las autocaravanas

No hay duda que cuando se compra una autocaravana, no todo el mundo  lo hace motivado  por la misma inquietud. A la vista de lo que uno percibe por ahí, resulta evidente que, la autocaravana un vehículo polivalente que nos proporciona diversas alternativas de viaje y disfrute, su uso está motivado por la mentalidad de cada uno de sus usuarios o las diversas formas de entender la vida de estos, quizás por ello no todo los usuarios utilizan la autocaravana con respeto, comportándose en los espacios, que utilizamos para aparcamiento o  estancia, de una manera adecuada o racional.Entre varios tipos de practicantes del autocaravanismo que he visto por ahí a lo largo de nuestros viajes, existe un tipo de autocaravanistas que aunque es minoritario, por lo que hace, parece que lo que más le motiva y le apetece es acampar fuera de los espacios destinados a la acampada o los camping. Este lo hace en cualquier espacio que se les presenta durante los viajes que realizan, a veces en compañía y convivencia con otros de su misma filosofía de vida o forma de proceder,  al parecer una de las motivaciones o preferencias que más les gusta, consiste en sacar de las autocaravanas todos los enseres y medios posibles (por lo regular suelen ir bien equipados) que por su mentalidad y estilo, les proporcionen los medios necesarios para disfrutar de la vida fuera de la autocaravana, a pierna suelta, sin limitaciones, no respetando las normas más elementales de convivencia sin preocuparse que con su comportamiento molesta o perjudica a alguien.Uno que ya ha sido testigo de muchas acampadas de éstas y en varias ocasiones con educación ha intervenido, recriminando estos actos, por experiencia ha llegado a la conclusión que ante ciertas situaciones lo menos aconsejable es "actuar de policía" de nadie, ya que no lo es, ni tampoco  es ésta su responsabilidad, ni función, teniendo claro que en la mayoría de los casos,  si les llamas la atención con toda seguridad "la tienes preparada", sin embargo si con aparente tranquilidad y sin alterarse decide hablar con "tan singulares" practicantes del autocaravanismo en plan distendido, aparentado no darle mucha importancia a lo que ves que  hacen o practican a la vista de todo el mundo "aunque por dentro va la fiesta", descubres las justificaciones y versiones que se les pasan por la cabeza y resultan de lo más interesante y variopinto, "hace calor y en la autocaravana no hay quien aguante, por lo tanto hago lo que me da la gana".... " total sacar fuera de la autocaravana en un aparcamiento de un espacio natural o en la misma vía pública unas sillas, unas mesas, el toldo, la suegra, el perro y la madre que lo par......, no molesta a nadie....", "la cosa no es para tanto y todos esos puristas del autocaravanismo "que son más papistas que el papa" y lo que hacen es buscar notoriedad o protagonismo, que les den.....",  " al fin y al cabo yo me he comprado la autocaravana para disfrutar de la vida y no para que me la joroben con limitaciones, o no" etc....etc....Por otra parte, cuando se viaja en autocaravana, tanto por España como por la mayoría del territorio europeo, uno se da cuenta y  es consciente que esta práctica de abuso, no solo se da en España, tambien en países de la CEE pasa lo mismo o parecido. Por lo tanto, no entiendo por qué extraña razón o motivo algunos autocaravanistas consideran a algunos países  la panacea del autocaravanismo, la verdad es que no se que verán ellos, porque   como dice el refranero popular "en todas partes cuecen habas". Países en los que uno que quizás tenía la esperanza de aprender algo, se da cuenta y percibe que en algunos casos la situación aún es peor que aquí, claro que a los que les gusta usar la autocaravana a su antojo o hacer lo que les viene en gana se suelen justificar con el "cuento chino" de la tolerancia o la permisividad, ya....ya....Como ejemplo, el último viaje que hemos realizado esta primavera, por nuestra querida España, un viaje de más de 4.000 Km. de recorrido, viajando del norte al sur peninsular por varias comunidades autónomas durante un mes, en este viaje nos hemos encontrado de todo, sin destacar a ningún sitio en concreto, si cito a uno que por lo descarado nos llamó especialmente la atención. Llegamos a media mañana, con estancia hasta las seis de la tarde que continuamos viaje, a un área para autocaravanas, área que no dispone de un lugar específico de aparcamiento para autocaravanas, solo un punto de servicio para éstas situado en un aparcamiento municipal y gratuito compartido con otros vehículos.Cuando llegamos había tres autocaravanas de matrícula española situados en primera línea junto a la valla que da a una rotonda donde prácticamente la mayoría de los vehículos que acceden a la ciudad circulan por allí, algunas de estas autocaravanas portaban la pegatina de pertenencia a un club regional de autocaravanas, detalle que me hace pensar que si esta gente se comporta así, algo mal se debe de estar haciendo desde algunos club de autocaravanas para no conseguir crear conciencia en sus asociados del uso correcto y respetuoso de la autocaravana en los lugares que frecuentan, como debería de ser una de sus funciones principales, aunque visto lo visto, igual el problema consiste en que desde algunos club de autocaravanas, precisamente en sus salidas multitudinarias, para estar todos en armonía, lo que hacen es normalizar situaciones como esta al  promover las convivencias de "café para todos" con mesas y sillas fuera de las autocaravanas.Tras nuestra llegada aparcamos saludando a estos "compañeros" y nos dimos una vuelta por la población hasta las tres de la tarde que, tras la visita y realizar algunas compras, regresamos a la autocaravana. Al llegar nos encontramos con los usuarios de las tres autocaravanas españolas en amor y campaña la mar de contentos, con sus mesas y sillas instaladas en la acera, alfombrillas en el suelo etc. sumidos en una amena tertulia de sobremesa y a la vista de todos los usuarios, no solo del aparcamiento, también de los numerosos  vehículos que circulaban por la rotonda. También había una autocaravana de matrícula holandesa y que quizás por aquello de "donde fueres, haz lo que vieres" no solo había sacado mesas y sillas, sino que se atrevió hasta con el toldo.Resumiendo.....bonito el espectáculo que toda esa cuadrilla de "autocaravanistas", reunidos ese dia allí, estaban dando a los ciudadanos que transitaban por allí y al resto de los usuarios del aparcamiento. Quizás para la mayoría de estos ciudadanos, fruto del desconocimiento que en este caso afortunadamente existe, este espectáculo al igual que otros que se producen asiduamente a lo largo del territorio español o europeo, a buen seguro pasa desapercibido, pero estoy seguro que para algunos empresarios de camping ( no todos) ávidos estos de negocio, presenta una situación inmejorable para tratar de amargarnos la vida a los que no nos comportamos así, solo tenían que disponer de una cámara fotográfica y tomar unas excelentes instantáneas para después, como viene ocurriendo, mostrárselas al "inocente" concejal de turno que quizás a instancias de algún compañero autocaravanista, después de mucho dar vueltas éste por el ayuntamiento, le había convencido para crear un área de autocaravanas en el municipio, posiblemente vendiéndole la, por los hechos, dudosa imagen de que somos un turismo de calidad y respeto que vamos a aportar grandes y amplios beneficios al municipio.Tristemente esta es una de las situaciones que una familia de autocaravanistas discretos puede percibir cuando viaja por ahí, sea por España o por el extranjero  y que aunque afortunadamente estas prácticas no son  mayoritarias, ni ejercidas por todos aquellos que disponemos de una autocaravana, si son suficientemente notorias y destacables para que algunos se aprovechen de ello tratando de hacer ver a nuestros administradores públicos que es una situación generalizada, haciendo mucho daño al colectivo en general.Como solución a estos problemas y después de mucho trabajo con la administración (ha costado mucho convencer y llegar hasta aquí) por fin la Instrucción 08/V-74 vio la luz ( hasta el dia de hoy, aunque a algunos no les guste, el único documento a nivel de todo el Estado que trata de proteger y regular nuestra actividad). Promulgada esta por un organismo del Estado, la DGT, que como órgano competente y por mandato de Las Cortes Generales, después de estudiar nuestra problemática y legislación en materia de tráfico, en un intento de dar solución a la situación, emite el documento, como primer medida para tratar de regular el autocaravanismo en España, dando a conocer cuál es su postura sobre el asunto, indicando en el documento cuales son nuestros derechos pero también nuestras obligaciones, marcando unas pautas, que en principio todos deberíamos de respetar, administración y autocaravanistas, pero  por lo que se ve por ahí parece que esto no es así, vamos a ver si con la reforma del RGC (según la información que dispongo, dentro de muy poco) y la inclusión de la autocaravana en éste, la situación mejora, pero para ello  creo que ALGUNOS deben de cambiar en su forma de usar la autocaravana.

Publicada 21/03/2014

  • Visualizado 389 veces
  • Le gusta a 1 persona

Comentarios

Denunciar Comentario



Denunciar Publicación