Ganas antes de jugar

La prisa por pasar la resaca es inversamente proporcional al ejercicio onanista de las últimas semanas. Madrid no será sede de los JJOO de 2020 e inmersos en este duro despertar se suceden las -efímeras- preguntas sobre lo sucedido, las acusaciones de tongo o la sensación de que existe una conspiración global contra nuestro país.

Desde el punto de vista comunicativo existe una perspectiva en la que apenas se ha incidido y sobre la que me gustaría realizar una breve reflexión.

Madrid se presentaba por tercera vez como candidata a albergar unos JJOO. En esta ocasión todas las percepciones que se revertieron sobre la sociedad española coincidían en que la adjudicación estaba poco menos que hecha. Vaya, que ir a Buenos Aires era un mero formalismo. Que la fiesta gorda se iba a desatar en torno a la Puerta de Alcalá.

Y todo ello antes del titular de los 50 votos seguros que nos llevaban a hombros hasta 2020. El medio que tituló está claro pero quién filtró. A quién corresponde la generación de ese clima pleno de optimismo. Quién vendió la piel del zorro antes de cazarlo.

Somos un país rico en cultura. En nuestro bagaje literario encontramos la respuesta. Fue Fuenteovejuna. Todos a una. Tenemos una vasta cultura de repartir equitativamente el fiasco. Así, la crisis es de un país -de sus ciudadanos- empeñados en vivir por encima de sus posibilidades. Y en la candidatura de Madrid, lo mismo. La culpa es de todos por creer que a la tercera tenía que ir la vencida.

Personalmente, creo que Madrid es Olímpico Siempre. Con votos del COI y especialmente sin los votos del COI. Madrid es el reflejo de un país que avanza a pesar de sus fuerzas vivas. Un dechado de sentido común anónimo que camina en pos del futuro que escribe con su esfuerzo.

Me pregunto qué necesidad había de inflar las velas del entusiasmo hasta hacerlo superlativo, desmesurado. Me pregunto por qué no se gestionó el ansia de victoria con un poco más de sentido común. Qué beneficio ha aportado a nadie estas pasadas semanas de victoria olímpica falseada. El problema, como siempre, no es perder sino hacerlo después de sentirte ganador sin haber disputado el partido.

Publicada 29/06/2015

  • Visualizado 543 veces
  • Le gusta a 1 persona
  • olimpiadas


Comentarios

Denunciar Comentario



Denunciar Publicación